-15% de descuento con el cupón “BRUMI22” en tu primera compra + ENVÍO GRATIS

Filtros de ducha
Restaura el equilibrio natural de la piel
  • ¡Oferta!

    Filtro de ducha para ultrafiltración

    42.49  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • Filtro de ducha 15 etapas + recambio

    22.50  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • Recambio 3 unidades filtro de ducha F-01

    24.50  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • Filtro de ducha TAP SPA

    29.99  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • Recambio filtro de ducha TAP SPA

    25.00  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • Recambio filtro de ducha BEC-5026-R

    29.99  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • ¡Oferta!

    Pack filtro de ducha F01

    37.60  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito
  • ¡Oferta!

    Pack ultrafiltración BEC-5026

    63.98  IVA INCLUIDO
    Añadir al carrito

Efectos del cloro y la cal en la ducha

En la Piel

El cloro usado para desinfectar el agua de abastecimiento es el principal causante de la sequedad en la piel. En especial en aquellas personas que tienen una piel atópica, dermatitis, psoriasis o algún otro tipo de afección dermatológica.
Esto se debe a que el cloro daña la barrera natural de la piel por lo que se produce picor, sequedad, descamación, etc.

Leer más…

Aparte de otros problemas que afectan a la piel como los causados por el cloro, un exceso de cal también contribuye a resecar e irritar la piel, sobre todo si se trata de una piel sensible o con eccemas.
Otro de los efectos de la cal es que puede llegar a ser comedogénica. Esto quiere decir que puede obstruir los poros impidiendo que los aceites que genera nuestra piel de forma natural se distribuyan de forma correcta, por lo que se producen espinillas e imperfecciones.

En el Pelo

El cloro daña las fibras capilares, haciendo que el cabello se vuelva quebradizo, áspero y sin brillo. Estos efectos se ven aumentados en cabellos teñidos, y además, otras impurezas presentes en el agua de abastecimiento, como el hierro y el cobre, dañan y distorsionan el color de cabellos con tinte o mechas.

Leer más…

Los minerales presentes en el agua de abastecimiento (calcio y magnesio) reaccionan con el champú dejando residuos en nuestro cabello difíciles de eliminar. Estos residuos resecan el cuero cabelludo y dejan un efecto de pelo apelmazado, áspero y difícil de peinar.
Los cabellos teñidos pierden el color con más rapidez debido a estos minerales, por lo que necesitan un mayor mantenimiento.